Teatro Romano de Zaragoza

El Teatro Romano de Caesaraugusta, antigua denominación dada por los romanos a la ciudad de Zaragoza, fue construido a mediados del siglo I d. C.

El Teatro Romano de Caesaraugusta, antigua denominación dada por los romanos a la ciudad de Zaragoza, fue construido a mediados del siglo I d. C., en concreto, entre los gobiernos de Tiberio y Claudio. Inspirado en el Teatro Marcelo de Roma, tuvo un aforo máximo de seis mil personas que se reunían allí para contemplar los diversos espectáculos que en él tenían lugar. En total, se mantuvo en uso durante más de dos siglos hasta que, finalmente, parte de los materiales con los que se había construido fueron reutilizados para realizar murallas y diversas fortificaciones. 

Desde el momento en que quedó en desuso hasta que fue encontrado por un equipo de arqueólogos e historiadores pasaron, aproximadamente, 1700 años. Y es que no fue hasta 1974 cuando una prospección arqueológica volvió a sacarlo a la luz. Poco tiempo después de su descubrimiento fue declarado como Bien de Interés Cultural y se construyó el Museo del Teatro Romano de Caesaraugusta para que todo el que lo deseara pudiese acercarse a él y descubrir su apasionante historia que abarca toda nuestra era. 

Este teatro y el museo que lleva aparejado forman parte de la Ruta de Caesaraugusta, la cual ha sido elaborada tanto por el Ayuntamiento de Zaragoza como por muchas otras asociaciones en pos de crear un itinerario que permitiera a los habitantes de la ciudad, a los visitantes y a los turistas conocer los pormenores del centro político y social de una de las áreas económicas y culturalmente más importantes de la antigua Hispania romana. Esto se debe a su ubicación estratégica a orillas del río Ebro, el cual atraviesa toda la localidad y la conecta con muchas otras de la Península Ibérica.

Los visitantes que acuden a visitar este Teatro Romano y su museo no sólo tienen la oportunidad de disfrutar de su imponente estructura sino que también pueden contemplar multitud de exposiciones diferentes en las que tienen cabida muchos otros objetos que se han encontrado en el lugar durante las diversas prospecciones arqueológicas que han tenido lugar durante los últimos cuarenta años. Además, grupos de especialistas han realizado maquetas a escala que permiten hacer una idea de cómo era el enclave hace dos mil años, momento en el que fue construido. Por último, hay que destacar también que es muy común que en este lugar tengan lugar representaciones teatrales a las que se puede cualquier persona puede asistir como público.

guiameXzaragoza

Enlaces Amigos