La Lonja de Zaragoza

La Lonja de Zaragoza es un edificio civil posee una fachada de estilo renacentista y, en sus orígenes, estaba destinado a que en su interior tuviesen lugar actividades económicas

La Lonja de Zaragoza fue construido a mediados del siglo XVI, en concreto, entre los años 1541 y 1551. Este edificio civil posee una fachada de estilo renacentista y, en sus orígenes, estaba destinado a que en su interior tuviesen lugar actividades económicas de diversa índole. Este es el origen de que reciba esta denominación, ya que era un punto de reunión para todo tipo de mercaderes del lugar. Juan de Sariñena fue la persona que se encargó de elaborar el diseño al serle encargado este trabajo por parte del Concejo de la ciudad y al ser patrocinado por Hernando de Aragón, arzobispo en aquella época.

Se le considera como el edificio renacentista más importante de Aragón y uno de los más relevantes de toda la Península Ibérica. Está construido en ladrillo como marcan los cánones de este estilo arquitectónico. Aunque su apariencia exterior parece presentar tres alturas, la realidad es que su interior cuenta con un piso único y un desván. Como principal particularidad, se estima que fue el primero en adoptar este estilo y fusionarlo con los matices propios del arte mudéjar que se pueden observar en los retratos de sus yesos policromados decorativos.

A partir del siglo XX la Lonja de Zaragoza dejó de ser utilizada con fines comerciales para pasar a ser un lugar de interés cultural dentro de la ciudad. De esta forma, su interior fue acondicionado para acoger exposiciones y congresos de arte, algunos de ellos de gran relevancia internacional. Tanto es así que, en 1917, albergó la Exposición Hispano Francesa de Bellas Artes en la que aparecieron nombres tan destacados como Picasso o Zuloaga. Posteriormente, a comienzos de la década de los 70, la exhibición de un buen número de trabajos de Manuel Viola y de Pablo Serrano le sirvieron para ser considerado, de forma definitiva, un enclave de gran valor cultural. 

En la actualidad, la Lonja es la principal sala de exposiciones de toda Aragón debido, principalmente, a su estructura, su emplazamiento y sus características. A lo largo del año, se encuentra abierto al público de martes a sábado en horario de 10 a 14 y de 17 a 21 horas. De la misma forma, los domingos y los días festivos se puede visitar sólo en horario de mañana. Hay que añadir que la entrada al recinto para contemplar las exposiciones es totalmente gratuita. Todos los lunes del año sus puertas permanecen cerradas para los visitantes.

guiameXzaragoza

Enlaces Amigos